Pinchando la Página

Cultura

Coldplay salen airosos de los 10 minutos de ‘Coloratura’, su balada espacial

Coldplay salen airosos de los 10 minutos de ‘Coloratura’, su balada espacial

Las canciones de largo formato no son tan habituales en la música pop como lo son en otros géneros como el rock o el folk, a los que se suele adjuntar la etiqueta de «progresivo» por componerse de desarrollos musicales que se extienden más allá de los 6 o 7 minutos. Hace unos años, Lana Del Rey sorprendió con una canción de más de 9 minutos maravillosa llamada ‘Venice Bitch‘, y ahora son Coldplay quienes se tiran a la piscina de hacer una canción de «pop progresivo»… si es que tal cosa existe, con el tema que cierra su nuevo disco y que ya puede escucharse.

‘Coloratura’ es efectivamente la pista que concluye ‘Music of the Spheres‘, el álbum que Coldplay publican el 15 de octubre y que está enteramente producido por Max Martin, lo cual es perceptible en el sonido de ‘Higher Power’ pero desde luego no el de ‘Coloratura’. Y no, la canción no está inspirada en la ópera a pesar de su título, sino que es una balada pop de cantautor como las de los años 70, y está ornamentada con arreglos de arpas y cuerdas tipo Disney que son una «fantasía«. Los Pink Floyd de ‘The Division Bell’ parecen una obvia referencia.

El nuevo disco de Coldplay viene con temática espacial, Chris Martin ha declarado que quiere tocar en la luna y ‘Coloratura’ es un viaje a través del cielo y las estrellas, de «Calisto» a la «Heliosfera» pasando por «Betelgeuse» o «Neptuno», hasta ese lugar «en el que todos hemos soñado» y en el que «todo el mundo es bienvenido».

‘Coloratura’ puede que no sea la mejor balada que Coldplay han grabado, sobre todo porque ‘Yellow’ existe, pero oposita para ser una de las más emocionantes y su sonido floydiano resulta sincero y genuino, quizá porque Coldplay no abandonan ese componente «cheesy» que suele estar presente en su música, más bien lo refuerzan a la vez que salen completamente airosos de llenar sus 10 minutos de duración.

La canción está excelentemente desarrollada en todas sus partes pero puede que la mejor de todas, la más conmovedora incluso, sea la que corresponde al puente instrumental, que llega hacia la mitad: el mejor momento para sentar cátedra en una composición de este tipo. Y Coldplay lo hacen porque saben que lo importante es el viaje, no el destino.

Fuente: jenesaispop

Web Admin Admin

julio 29th, 2021

No Comments